• Abby

Los tres pasos para acceder a tu guía espiritual

Actualizado: 22 de feb de 2019

Si hicieras el experimento de sembrar una planta, siguiendo los pasos indicados: colocas la semilla en la tierra, le agregas abono, agua, la sacas al sol el tiempo adecuado y la cuidas durante algunos días; darías casi por sentado que la planta en unos días compensará a florecer.


Ahora bien, ¿Quién o que hace que esta planta crezca? Será la misma fuerza que hace que todos los días el Sol salga, o que mes a mes la luna cambie su ciclo, o bien, será la energía que permite que nuestro planeta gire y que el resto de planetas sigas su órbita.

Está a sido una de las interrogantes que más interés ha demostrado, desde que le hombre tuvo la oportunidad de pensar. ¿Quién hace que exista la vida? ¿Quién permite que exista el mar? ¿Quién hace que miles de aves vuelen en el cielo?


Esta fuerza maravillosa, a mí me gusta llamarle espíritu!!! Y es la misma fuerza y energía que puede resolver todos y cada una de nuestra dificultades, lo único que debemos aprender a hallarla dentro de nuestro corazón.


Esa misma fuerza que hace milagros en la naturaleza, es la fuerza de tu corazón…todos y cada uno de nosotros lleva dentro una dosis del amor del Dios, una porción del espíritu del Dios.





Cuando los seres humanos somos capaces de conectar con nuestra intuición, en realidad estamos conectando con esa fuerza divina, la cual puede llevarnos a tener una vida hermosa y libre de preocupaciones.


Wayne Dyer en su libro “La fuerza del espíritu”, presenta tres pasos para acceder a la dirección espiritual de manera casi instantánea, las cuales están basadas en los escritos de Patanjali. Basta con cambiar nuestra percepción del mundo en que vivimos para que podamos tener solución a todas dificultades, solo debemos sumergirnos en el mundo espiritual.


PASO 1: Reconocer.

Parece bastante obvio, pero no siempre es así. Antes de acceder a una solución espiritual yo tengo que creer y reconocer que eso es posible. Existe una fuerza divina que todo lo puede solucionar y cuando digo todo es todo, no importa si se trata de una enfermedad, de una crisis económica o de un mal de amores. El asunto aquí es que estamos condicionados a creer que nosotros con nuestras capacidades físicas somos los que solucionamos esas situaciones; cuando en realidad existe una fuerza superior que está esperando ser utilizada, solo debes reconocer que existe.

Practica todos los días reconociendo que aunque pasas por problemas y líos, y no sepas cómo funciona el mundo espiritual, tienes la certeza que de encontraras una solución espiritual.


PASO 2. Percepción

La percepción de la fuerza de Dios no tiene nada que ver con intelecto, pero si mucho con el corazón. Cuando soy capaz de percibir, puede sentir desde lo más profundo de mí ser, que esa fuerza llamada Dios reside en mí. Eso es percibir…se percibe con el alma y el corazón, no con la mente.

Comienza por percibir el espíritu de Dios a través de la meditación, en el silencio cierra los ojos y obsérvate entrando en el campo de Dios, y recibiendo toda la luz y ayuda que necesitas. Cuando eres capaz de hacer este ejercicio ante un desafío importante que estés pasando, podrás acceder de a una solución y una guía que el mundo físico jamás te podrá proporcionar.


PASO 3. Reverencia

La reverencia significa saberme unido a Dios siempre, nunca estoy separado de esta fuerza, por lo tanto en cada una de mis acciones le doy reverencia al espíritu. Todo lo que hago, pienso y digo esta íntegramente ligado al mundo espiritual.

En momento de dificultad ante los cuales no sabes cómo actuar, la reverencia te permite entregar y entregarte a una fuerza superior.


Así que la próximas vez que te enfrentes a un problema, recuerda: reconocer, percibir y revencia!! Espero estos tres pasos les sirvan de ayuda en su andar espiritual.

Un abrazo,

Abby

116 vistas

 Abby Rodríguez - Alma Intuitiva - Derechos Reservados

info@almaintuitiva.com